.

.

domingo, 2 de julio de 2017

ROMPECABEZA

LA APARIENCIA DEL MAL ESTA FUERA




No importa dónde [en el mundo digital o real], tenemos que prestar atención a nuestra apariencia y seguir el consejo del apóstol Pablo - huir de la apariencia del mal: "Examinen todo, queden con lo que es bueno y eviten todo tipo de mal. 1 Tesalonicenses 5.21,22 NTLH).

Necesitamos ser como José de Egipto [un adolescente como usted que eligió huir, literalmente], pues sólo con un corazón puro también conseguiremos huir de la apariencia del mal.

Sabemos que necesitamos guardar nuestro corazón muy bien para agradar a Dios, "Porque es del corazón que vienen los malos pensamientos, los crímenes de muerte, los adulterios, las inmoralidades sexuales, los robos, las mentiras y las calumnias" (Mateo 15.19 NTLH) .

En el Conectados, aquí de abajo, descubrimos que la web tiene de todo, incluso gente fingiendo ser lo que no es, viviendo en la apariencia del mal.


¡Se liga!
• Deje las excusas como "no tiene nada que ver" y "no es así" de lado y haga lo que Dios manda!
• Tenga cuidado con la ropa, con las conversaciones y por dónde anda. Dígale no a las cosas sensuales y de bajo nivel que en nada nos añaden.
Y, en la duda, se pregunte: "¿El Señor Jesús está aquí, en este lugar, conmigo?", "¿Mi actitud, mientras lo hago, agrada a Dios?".
Recuerde: ¡su decisión de huir de la apariencia del mal no siempre será fácil, pero seguramente será siempre la mejor!
 

NO ENSUCIE SU CORAZÓN



 

En Brasil, más de 95 millones de personas están conectadas a internet. Hasta algunas aldeas indígenas tienen acceso a web, ¿Sabia?. 

Al mismo tiempo en que eso es lo máximo, toda esa conectividad se convierte en un cuchillo de doble filo: es bueno y malo.

Sin duda, Internet facilita nuestra vida cotidiana, en la escuela, divierte, etc., sólo que ella también puede, literalmente, destruir la vida de mucha gente, incluso la suya, adolescente

En el mundo digital hay mucha gente fingiendo ser lo que no es, y peor, topando hacer cosas que jamás haría en el mundo real. Por eso tenemos que prestar mucha atención para que nuestro país
No se contamine: tiene todo y sabemos exactamente qué sitios, redes sociales, videos, música, aplicaciones, personas, etc. No son buenos para nuestra vida personal y, principalmente, espiritual. Entonces, ¿por qué arriesgar? Puede ser que nadie descubra, pero Dios conoce todas las intenciones de nuestro corazón

Por eso, sepa escoger muy bien lo que usted accede, después de todo:
"Sobre todo lo que se debe guardar, guarda el corazón, porque de él proceden las fuentes de la vida." Proverbios 4.23

*Fonte IBGE